Ir de compras no debería ser aburrido

ir de compras no aburre

Ir de compras no debería ser aburrido

El probador, ese lugar estrecho, íntimo y caluroso, que te mantiene escondido del resto del mundo, pero al mismo tiempo te encuentras rodeado de gente. Oyes a todos, pero ellos no te ven. Además, es uno de los lugares en los que solemos desnudarnos, al igual que en la casa, y tiene un ingrediente esencial que facilita las cosas para empezar a recrear una fantasía, el poder desfilar delante del espejo, o múltiples espejos.

Algunas ventajas que tiene el probador podrían ser experimentar esa adrenalina que produce  ese delicioso momento de tener relaciones sexuales rodeados de gente, sin que nadie lo sepa y siempre expuesto a ser descubierto. Es una experiencia única y muy original que envidiarán tus amigas y de la que tu pareja se acordará toda la vida. Además, es un motivo idóneo para ir de compras con tu pareja.

Por desgracia, y como en todos los sitios, los probadores también tienen inconvenientes. Algunos de ellos pueden ser que algún otro cliente, o un dependiente de la tienda, puede entreabrir el probador sin querer, o incluso echar un vistazo por el ruido que podáis producir. También puede ser un inconveniente la estrechez del sitio. Esto limita mucho los movimientos. Si tenéis suerte, encontraréis probadores más espaciosos con una silla y un taburete pequeño. Si este es el caso, usad la imaginación para realizar juegos previos o el mismo acto sexual.

ir de compras sex shop

ir de compras sex shop

Si queréis jugar y ser más traviesos, podéis coger ropa sexy y realizar un desfile privado a vuestra pareja. También podrás probarte modelos que nunca comprarías pues son muy caros y el resto es cosa vuestra. Y no olvidéis cambiar los papeles. Iros a una tienda para hombre y haced que vuestra pareja se desnude para vosotras, haced que se vista de traje y jugad a desnudarle o sin desnudarle. Ya que cada cual use su imaginación y realice sus fantasías sexuales dentro del probador.

Si queréis saber cuándo son los mejores momentos para iros al probador y aprovechad la oportunidad de realizar esta fantasía tan exótica, pos diría ir en plenas rebajas, pues habrá mucha gente en las colas de las cajas y las dependientas estarán muy ocupadas para percatarse en lo que vosotros estaréis haciendo dentro del probador. Además, el jaleo que habrá en el exterior camuflará todos vuestros ruidos.

 

No comments so far.

Deja un comentario